jueves, 16 de abril de 2015

Extrema


Pepo se ha despedido, por el momento, del mundo Ducati con una última Ducati. El nexo entre lo radical y lo extremo tenía que llevar el sello de la marca italiana que durante tantos años lo ha acompañado como su segundo apellido. El primero fue Radical y en esa misma linea nos llega la Extrema, una Ducati Monster 1000 del 2003 en la que Pepo nos ha vuelto a dejar claro que lo suyo es pasearse siempre por el lado más cañero de la vida. Cuidando los detalles al máximo, dando fe que para que el resultado final sea extremo, marca de la casa, estos deben de encajar como los engranajes en una precisa pieza de relojería. Si quieres saber más de la ficha técnica de la Extrema pásate por XTR Pepo








martes, 14 de abril de 2015

Del Bosque Cycles


Hoy se pasan dos colegas por PB. Iván con sus vespas y Adolfo Bonneville con su prosa. Un punto.

Oímos hablar de moto, la moto, y oímos siempre la palabra pasión. Es algo que sin duda se asocia a sentir la mecánica, a esas largas tardes de domingo en miles de garajes del mundo donde un héroe o un grupo de amigos cocinan a fuego lento máquinas llenas de orgullo. Pero ya nadie habla de modestia y actitud, algo que afortunadamente brilla con luz propia en el día a día de Del Bosque Cycles.

Sólo es modesto el que haciendo las cosas como nadie se sigue sorprendiendo cuando alguien aplaude su trabajo; es sin duda el caso de los chicos de DBC, capitaneados por Iván, que cede su apellido para dar nombre a una aventura que comenzó en 2003 con una Vespa Sprint junto a su amigo Oscar en un pequeño trastero familiar.

En un mundo cada vez mas medido en aprobaciones y comentarios en redes sociales, en un mundo virtual lleno de líderes de pacotilla, aséptico y falsamente perfecto, es difícil que alguien destaque por su honestidad de su trabajo. Las motos de DBC, sus trabajos, hablan por si mismas, hablan de dos amigos que simplemente hacen con amor lo que hay que hacer, dar mimo y detalle a las máquinas y sus dueños. No hay aprobación virtual aquí, no hay me gusta a golpe de ratón; de hecho, sus clientes se convierten en los mejores prescriptores de su labor.

Quizá por eso se sigan sorprendiendo cuando alguien alaba lo que para ellos es normal, y quizá por eso el flujo de motos, en su mayoría Vespas y motos nacionales, no cesa. Ojala las cosas pudiesen volver donde corresponden, al buen hacer y la quietud real, a gente que te da la mano mirándote a los ojos y que conoce tu moto mejor que a su familia. 

¿Será que las motos que pasan por allí se convierten en familia?










viernes, 10 de abril de 2015

Shutter Speed 2




Antes de viajar al TT de la Isla de Man conviene informarse y una de las maneras más lúdicas de hacerlo es descubrir las carreras más radicales del mundo a través de sus fotografías. Aunque en los cientos de vídeos que hay colgados en Internet puedes apreciar lo extremo de esta cita, es en las fotografías, imágenes congeladas de tipos que lo dan todo a más de 200 km/h, donde apreciamos el esfuerzo y la belleza del Tourist Trophy. La concentración infinita reflejada en el rostro del piloto, los saltos imposibles, las trazadas más extremas, los increíbles paisajes de la Isla por donde discurre el TT Course y la pasión con que los isleños y aficionados siguen el TT sólo se pueden apreciar en las fotografías. 

Uno de los fotógrafos que mejor entienden el TT es Dave Collister, es de la isla y de joven también participó en el Manx GP. Por eso conoce el circuito como pocos y sabe como llegar a las recónditas localizaciones  para conseguir las mejores fotos de acción. Coincidimos con el en la edición de 2012 en  Ballaugh Bridge, donde se preparó a conciencia para  obrar el milagro del don de la ubicuidad disparando al mismo tiempo desde tres ángulos diferentes. Dos cámaras las situó en trípodes y las accionaba con un mando a distancia y con la tercera se movía por el lugar.  Le saqué una foto (arriba) mientras preparaba una de ella y la publiqué en PB. Llegó a verla y me la pidió para complementar un nuevo libro que sobre el Tourist Trophy estaba preparando, Shutter Speed 2, su segundo recopilatorio de fotos que abarca fotos desde 2010 hasta la edición del año pasado. Acabo de recibirlo, un punto y un honor compartir pies de foto con los grandes. Thanks !!










Si eres un adicto al TT el nuevo libro de Collister, Shutter Speed 2, no debe de faltarte en la bilblioteca.  Figuran todos los grandes pilotos que han rodado en el TT Course, con jugosos comentarios de estos sobre los diferentes puntos y situaciones que se dan en los 60 km de puro espectáculo que es el Tourist Trophy. Entre ellos Antonio Maeso (arriba) en 2013 marcándose un caballito a más de 250 km/h a la salida de Ballascary. Comenta Antonio que es uno de los lugares más fascinantes para marcarse un caballito, por la velocidad a la que vas y porque pasas justo delante de un cartel de atención que marca la proximidad de una escuela. 
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...