viernes, 22 de mayo de 2015

Daytona 74

Giacomo Agostini, Yamaha TZ750a

En las 200 millas de Daytona de 1974 Yamaha desembarcaba en el circuito de Florida con su nueva 750 TZ750a. Llevaba años desarrollándola, desde que dos años antes el AMA elevara el limite de cubicaje hasta los 750cc. Se presentó con un equipo ganador, Agostini recién fichado y los norteamericanos Roberts, Romero y Castro. Ganó el italiano y segundo quedó Roberts. Yamaha entraba a saco con su TZ y hasta 1982 ganó cada una de las 200 millas que se disputaron en Daytona. Fotos: redbirds

Kenny Roberts, Yamaha TZ750a

Gene Romero, Yamaha TZ750a

Yvon DuHamel, Kawasaki H2R

Johnny Cecotto, Yamaha TZ750a

Don Castro, Yamaha TZ750a

Reg Pridmore, Butller&Smith BMW 75

miércoles, 20 de mayo de 2015

Pinasco Vespa The Resistance 2015


Del 8 al 10 de Mayo pasado se celebró en el Ciruito Internacional de Zuera la 8ª Edición de la Pinasco 24 Horas Vespa TVB -The Resistance, una de las pruebas de resistencia estelares del calendario internacional. Este año no pudimos asistir en persona pero gracias a la crónica de Aisgar y a las fotos de Raul Abio os podemos acercar este  espectáculo con mayúsculas de los de las ruedas más pequeñas.  Aisgar es un incondicional de las motos y de su ambiente, se le nota, y Raul ha venido retratando desde 2012 toda la garra de las carreras de Vespa que se celebran en Zuera. Mil gracias a ambos por vuestra colaboración para esta entrada. Si queréis ver más fotos de Raul pasáros por su galería en Flickr


En la edición anterior, la agenda arrancaba en la mañana del viernes con las verificaciones, pero en esta edición se retrasó hasta la tarde. De este modo, pude darme una vuelta para hablar con algún conocido del Circuito y ver la zona de acampada. Me enteré de que el Team Vespa Barcelona alquila el circuito para celebrar la prueba, y se encargan de toda la organización, algo que me pareció curioso, teniendo en cuenta que existen circuitos catalanes más cercanos para ellos.

La zona de acampada es digan de ver por sí misma. Es una pequeña Babel de lenguas, donde ya puedes ver la capacidad económica de cada equipo, en función de sus vehículos, roulottes, tiendas de campaña ... pero lo más maravilloso es el ambiente que se respira entre los participantes: risueños, ilusionados, con una sonrisa en los labios cuando ven que vas a hacer una foto a alguna de sus máquinas, niños montando por las calles en mini-scooters ... Supongo que hubo un tiempo en que las grandes competiciones fueron así.

Y llegó el gran dia. Tras los entrenos, colocación en la parrilla estilo Le-Mans según tiempos en entrenos. Vino a verlo mucha gente, aunque sólo estaba ocupado un tercio de la grada. A dos minutos del inicio, empiezan a rugir los motores de dos tiempos (ese sonido, ese olor de antaño ... recuerdos de mi primera moto). A uno de los pilotos se le va la mano del embrague, la moto sale disparada y acaba en el suelo antes de empezar. Su compañero de equipo se echa las manos a la cabeza al casco, en un intento de no morderle la yugular. Doce en punto y salida. Viendo ésta, entiendo que la salida Le-Mans sea algo anecdótico, porque, a pesar de que no hubo ningún incidente, da miedito verla: motos que salen desde atrás disparadas por la recta mientras algunas de las primeras no lo han hecho, pilotos empujando motos que se han calado y las intentan volver a arrancar... ¡Espectacular!.
Desde el inicio, la moto 93 (¿es mágico este número?) de la Scudería ESC, ganadores del año pasado y al final de esta edición también, salió rapidísima. Antes de llegar al minuto 10, se cayó en la curva 2 limpiamente, y le dió tiempo al piloto a levantarse antes de que el segundo clasificado lo alcanzase. Por algo eran los favoritos.

La moto 22 del equipo de Luis Carlos Maurel, que fue segunda el año pasado y que según me contó uno de sus mecánicos tenían todo a favor para ganar en esta edición, se lo tomaba con más calma al inicio. Pero en el primer relevo, el piloto, de 17 años, empezó a bajar los tiempos por vuelta en casi 3 segundos, sufriendo dos caídas, con la mala suerte de que en una de ellas se rajó el carter del cambio y empezó a perder lentamente el aceite, hasta que a las 21:00 hs. se gripó la caja y tuvieron que abandonar.

Aparte de la prueba en sí, lo más duro de esta edición fue el calor. La carrera empezó a 28º con cielo totalmente despejado. El sol no calentaba, quemaba, por lo que la caída de la noche fue un alivio para pilotos y monturas. Seguían transcurriendo las horas mientas se consumían litros y litros de gasolina, aceite, bebidas energéticas y café. El que no dormía, pilotaba, reparaba o cabeceaba. Con la salida del sol, empezó a subir la temperatura, alcanzando al acabar la carrera los 30º, lo que debió influir en la mecánica, ya que las motos bajaron mucho de rendimiento tal como se podía observar en la velocidad de paso por la recta de tribunas. Cuando el reloj llegó a cero y ondeó la bandera acuadros, todos los presentes rompimos en aplausos. Acabar ya es un triunfo, y el recuerdo que le debe quedar a los participantes es especial. 














Crónica: Aisgar, Fotos: Raul Abio

lunes, 18 de mayo de 2015

# Diego Mola


Desde 2011 el fotógrafo  italiano Diego Mola no se ha perdido ninguna NW200. Cuatro años consecutivos en los cuales nos ha ido acercando todo el poderío de esta carrera hasta PB. Un punto poder contar con Diego, no sólo ya como excelente fotógrafo de las RR, sino como un amigo con el que siempre podremos ir sumando. Si quieres ver todas las entradas de Diego en PB puedes hacerlo aquí y no te olvides de pasarte por su web. Grazie mille Diego !!












jueves, 14 de mayo de 2015

#NW200

gary jones ‏@garyjonesphoto

La NW 200 empieza hoy. Es una de las Road Races más punteras del año y a estas alturas debería ser ya suficientemente conocida por el grueso de los que seguimos el R&R como para ahorrarnos los superlativos y descripciones varias. Y si no un breve paseo por la web oficial nos debería poner al tanto.  Pero ahora que cualquiera puede ser cronista de su historia a través de Twitter se nos abre la posibilidad de ver la NW200 desde otro punto de vista y aunque a veces se cuele algún ombligo o niño con babero de carreras lleno de lamparones merece la pena. Muchos equipos, patrocinadores y periódicos también lo usan para dar información instantánea y colgar fotos muy curiosas y personales. Si quieres ver la NW200 desde un montón de ángulos, y criterios,  diferentes pásate por #nw200

Steve English ‏@steveinluton

miércoles, 13 de mayo de 2015

zachiatrist, sesiones con bonus


La rúbrica a cualquier proyecto tiene que pasar por una buena sesión de fotos. Para la mayoría con una suele bastar, y si es con neumáticos modelos posando alargarla en el tiempo tiene hasta su punto, pero en general la podemos despachar buscando una buena ubicación y disparando desde los ángulos más propicios. Pero si uno es fotógrafo, la moto es suya y además tiene la parte derecha del cerebro, la de la creatividad, más desarrollada que la media cualquier oportunidad es buena para el disparo. Le sucede al norteamericano Zak Iddings con su niquelada Honda CJ 360 T café racer. Si quieres darte un garbeo por las ubicaciones más dispares de la mano de Zak y su cafetera pásate por zachiatrist







martes, 12 de mayo de 2015

Matchless Café


Los twins de AMC, compañia padre que englobaba a las marcas Matchless y AJS, nunca fueron una base popular para desarrollar cafeteras. De hecho la mayoría de las racers de AMC se quedaron para rodar en los circuitos y muy pocas pasaron a vestir traje de calle para lucir palmito en los cafés. Una de ellas es la Matchless 498CC G9 Café  Racer que nos ocupa, se subastó hace un año en Bonhams por 13.500 €, poco dinero si tenemos en cuenta que se trata de una rara avis cafetera. Una joya que ya venía avalada por haberse hecho con numerosos premios en los concursos de café racers que proliferan en Gran Bretaña. 






Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...